_MG_0959

Con el montaje de vigas, la construcción del Puente Lacarra entra en su etapa final y estuvimos recorriendo la obra para ver sus avances.

Estuvimos en la recorrida junto al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el intendente de Lanús, Néstor Grundetti, la presidente de la Corporación Sur, Karina Spalla, el presidente de AUSA Carlos Frugoni y la directora operativa de AUSA, Camila Suárez.

La obra, llevada adelante por el Gobierno de la Ciudad a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte con Autopistas Urbanas S.A., cruza el Riachuelo conectando la autopista Cámpora, en el barrio de Villa Soldati, con las avenidas Coronel Osorio y Manuel Castro, de la localidad de Lanús.

De 60 m de longitud sobre el Riachuelo y 23,7 m de ancho, contará con 4 carriles -2 por cada mano de circulación- y será apto para vehículos livianos, transporte de pasajeros y tránsito pesado. Además, los peatones podrán transitar por veredas laterales de 1,80 m de ancho, mientras que los ciclistas tendrán una ciclovía disponible de 1,50 m de ancho.

A fin del mes de mayo comenzó el proceso de montaje de vigas, una etapa clave en la obra. Durante 3 días se ensamblarán, desde ambos lados del puente, las estructuras metálicas que conectarán las columnas de soporte con ambas orillas. Finalizado este proceso, se montarán sobre esas vigas las denominadas pre-losas, estructuras livianas que soportarán la armadura de acero sobre la que se realizará el hormigonado final. En total, se colocarán 6.400 m3 de hormigón armado.