puente argerich

Inauguramos el puente Argerich, el nuevo paso vehicular sobre las vías del Ferrocarril Sarmiento, que mejorará la circulación, conectividad y seguridad en el barrio de Flores, reduciendo a menos de la mitad el tiempo de viaje para más de 4.500 vehículos.

En el evento estuvimos junto al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el presidente de AUSA, Carlos Frugoni y la directora operativa de AUSA, Camila Suárez.

La nueva vía, construida por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte a través de Autopistas de Buenos Aires (AUSA), se enmarca en el plan Buenos Aires Sin Barreras, con el que ya se eliminaron 27 pasos a nivel y se proyecta quitar otros 51 con obras de viaductos, soterramiento y túneles.

Hasta ahora, la calle Argerich se encontraba cerrada para el paso vehicular y contaba con un camino peatonal inseguro sobre las vías del tren. El puente abre una nueva vía para vehículos livianos: cuenta con dos carriles de circulación de 3,50 metros de ancho cada uno, con sentido único de circulación hacia el sur, en dirección a Av. Rivadavia. Próximamente entrará en funcionamiento un paso peatonal.

Con una longitud de 265 metros, el puente en forma de U comienza en el lado norte de Argerich; dobla hacia la derecha, ascendiendo y corriendo en paralelo a la calle Gral. Venancio Flores hasta la altura de Av. Helguera, donde cruza las vías del FFCC Sarmiento. Luego hace su descenso en paralelo a la calle Yerbal para desembocar en el lado sur de Argerich. La obra incluyó la puesta en valor de la zona con nuevas veredas, parquización, iluminacióncon tecnología LED y señalización, mejorando las condiciones de seguridad del barrio.

El puente tiene la condición de ser provisorio, de modo que cuando se finalice la obra del soterramiento del FFCC Sarmiento, sus estructuras podrán ser desmontadas y utilizadas en otro cruce ferroviario.

El nuevo puente será utilizado por 4.500 vehículos diarios y tendrá un efecto positivo directo de alivio sobre Av Nazca, un paso a nivel que suele concentrar mucho tránsito. De este modo, un trayecto de viaje norte sur desde Av. Gaona hasta Av. Rivadavia que hasta ahora demoraba un promedio de 18 minutos en hora pico se reducirá a aproximadamente 8 minutos.

Se estima que la obra permitirá ahorrar a colectivos, camiones y vehículos livianos que transitan por la zona un promedio de $218 por día en combustible.